Bilbao, 05 de noviembre de 2009
El Colegio Oficial de Qu√≠micos del Pa√≠s Vasco ha advertido del “riesgo higi√©nico” derivado del contacto de los alimentos con las bolsas reutilizables, que se ofrecen como alternativa al uso de bolsas de pl√°stico en los comercios.

Dicho colegio ha expresado, a trav√©s de un comunicado, su “preocupaci√≥n” por la “falta de rigor cient√≠fico” de las diferentes campa√Īas de instituciones p√ļblicas y privadas en contra de la utilizaci√≥n de bolsas de pl√°stico.

Los qu√≠micos aseguran que, en muchas ocasiones, dichas campa√Īas invitan al consumidor a que mantenga conductas “perjudiciales para el desarrollo sostenible y el medio ambiente en su concepci√≥n global”.

Seg√ļn se explica en la nota, la mayor√≠a de las bolsas reutilizables est√°n fabricadas en Asia y carecen de la preceptiva inscripci√≥n en el Registro Sanitario Industrial, que es “legalmente imprescindible” para que puedan entrar en contado con alimentos.

La inscripci√≥n en el citado Registro conlleva que estas bolsas porten un s√≠mbolo -una copa y un tenedor-, y en caso de que dicho s√≠mbolo no aparezca en la bolsa, el Colegio de Qu√≠micos “desaconseja vivamente su uso para transportar alimentos” y advierte de que “pueden ser, incluso, perjudiciales para la salud”.

Sobre las bolsas reutilizables de tela, en el comunicado se indica que “deben ser perfectamente lavables” a la vez que desaconseja otros materiales, como la lona, la rafia o el c√°√Īamo, que “pueden contaminarse con restos de alimentos frescos y ser un foco de hongos o bacterias peligrosas para la salud”.

En el comunicado tambi√©n se reflexiona sobre este asunto desde un punto de vista “estrictamente ambiental” y afirma que experiencias de otros pa√≠ses apuntan a que “el descenso del consumo de estas bolsas hace que se incremente la utilizaci√≥n de las bolsas de basura, y ambas terminan en el vertedero”.

Tambi√©n expresan su preocupaci√≥n por las campa√Īas de ayuntamientos, la Diputaci√≥n Foral de Vizcaya y el Ihobe (ente p√ļblico de gesti√≥n ambiental) que regalan bolsas de poli√©ster f√°bricas en Asia como alternativa a las bolsas de un solo uso y que alegan que con esta medida “se reducen las emisiones de CO2″.

“La fabricaci√≥n de los materiales que componen una bolsa de poli√©ster perjudican al medio ambiente en mucha mayor medida que cientos de bolsas normales fabricadas en Europa”,
seg√ļn aseguran.

A√Īaden que, adem√°s, la fabricaci√≥n en Asia “es mucho menos eficiente desde el punto de vista medioambiental; se suele realizar en condiciones laborales injustas para los trabajadores, y genera un importante impacto por el transporte desde su lugar de producci√≥n hasta Europa”.

El Colegio de Qu√≠micos destaca que las actuaciones de la administraci√≥n p√ļblica en esta materia “deber√≠an encaminarse a la concienciaci√≥n de los ciudadanos para la buena gesti√≥n de las bolsas y su reciclado, as√≠ como hacia la generalizaci√≥n de los materiales biodegradables”.

“La sostenibilidad -se afirma- es la b√ļsqueda del equilibrio entre la protecci√≥n del medio ambiente y la de otros √°mbitos de la realidad social, igualmente importantes, como la salud o el bienestar”.

Desde la Secci√≥n Sindical de LAB, ya hemos manifestado que esta campa√Īa ‚Äúverde‚ÄĚ es un negocio muy rentable para ahorrarse el coste que suponen las bolsas de pl√°stico, y por otro lado, para vender otros tipos de bolsa, que suponen un nuevo beneficio para la empresa. Ahora, gracias al Colegio Oficial de Qu√≠micos del Pa√≠s Vasco, podemos asegurar, no s√≥lo que es un gran negocio, sino que estas bolsas son perjudiciales para nuestra salud.